sábado, 15 de marzo de 2014

Ese mundo que nos envuelve y cautiva

Quién no ha soñado con ser el o la protagonista de esa película que te ha calado hondo... Ya no es el hecho de haberlo llegado a pensar o que se te haya pasado por la mente, sino que siempre, cada persona, tenemos alguna película (o muchas en mi caso, El Color Purpura es un ejemplo), que no podemos olvidar, ya sea por la historia, por el mensaje que transmite o por el simple hecho de que te ha movido por dentro.


Bueno, es cierto que he empezado bastante sensiblera, pero también hay películas que, aunque no trasciendan tanto emocionalmente, te hacen pasar un buen rato. Para mi un claro ejemplo de esto sería Primos, una película de lo mas normal, pero con la que no me he podido reír más. Y teniendo en cuenta que uno de los protagonistas es Raúl Arévalo, uno de mis actores nacionales favoritos, es un motivo más para catalogarla como una de las mejores películas del genero comedia que he visto.


Pero como iba diciendo, a través del cine podemos vivir, sentir e imaginar que somos cualquier persona. Podemos salir de nosotros mismos y, aunque sea solo por un momento, vivir las aventuras, pasiones, locuras, delirios... que en tantas ocasiones nos ha sumergido el séptimo arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada