domingo, 6 de abril de 2014

Nuestra fiesta

Bueno, no se puede decir que no haya aprovechado el super precio de las entradas de la fiesta del cine. No he perdido el tiempo, y es que si había tres días de fiesta, he ido cada día a ver una película. las elegidas finalmente han sido Capitán América: El soldado de invierno, Kamikaze y Dallas Buyers Club.

Me han encantado las tres, aunque son de géneros muy diferentes, cada una en su estilo ha sabido sacar la esencia de lo que querían contar y, por lo menos en mi caso, transmitirme un sin fin de sensaciones. Sobre todo las dos últimas, ya que se trata de dos películas que encierran dentro de su trama una importante carga emocional.

En el caso de Capitán América os la recomiendo sin ninguna duda, y más si os gusta el genero de los superhéroes. Esta segunda entrega se puede decir que sigue en la onda de la saga que está llevando a cabo Marvel y hasta el último momento te tiene en vilo con un detalle que si estáis un poco atentos, se puede intuir en más de una ocasión durante la película, además de la aparición estelar de Robert Redford, actor al que admiro por su larga trayectoria.



Esta película, por si hay alguien que no lo sepa, seria a continuación de Los Vengadores, ya que Marvel esta siguiendo un orden cronológico, de manera que la primera película que sacó la franquicia fue Iron Man (2008), seguida por El Increible Hulk (2008), Iron Man 2 (2010), Thor (2011), Capitán América: El primer vengador (2011), Los Vengadores (2012) y finalmente la que ahora nos ocupa.


Así que ya sabéis, no os perdáis esta película porque merece la pena, y algo que os recomiendo es que no seáis "culo inquieto" y cuando acabe la película esperéis unos minutos viendo los créditos, ya que hay un regalito que deja entre ver la siguiente entrega de Los Vengadores 2.


Siguiendo con mis tres días de cine, el martes fui a ver Kamikaze, he de reconocer que tenia bastante escepticismo con respecto a esta película, pero reconozco que me ha sorprendido gratamente ver lo bien que han sabido entrelazar humor, tragedia y el escabroso tema del terrorismo. No debéis perdérosla por varios motivos: por la historia, por los actorazos como Carmen Machi, Iván Massagué, Héctor Alterio... y por supuesto por darle mayor apoyo al cine español que, reconozcamoslo, la gran mayoría nos centramos en la industria estadounidense principalmente, olvidando que aquí tenemos mucho talento.


 Me quedo con esta frase que me ha llegado mucho:





"Por mucho que hayas sufrido, siempre hay alguien que sufre más que tu, y no quedan más que dos opciones: o pudrirte por dentro o bailar al ritmo de la vida"





Y por fin el miércoles fui a ver Dallas Buyers Club, la cual tenia unas ganas increíbles de ver, tanto por recomendación de amigos como por las buenas criticas que había recibido. Y es que solo por el cambio físico que experimentaron Mathew McConaughey y Jared Leto ya merece la pena totalmente. Evidentemente ese cambio no es lo más importante, sino sus impresionantes interpretaciones. No se vosotros, pero yo me he quedado sorprendidísima con las dotes interpretativas de McConaughey, las tenia bien escondidas; muy merecidos esos dos Oscars que han ganado.




Esta película nos cuenta la historia de Ron Woodroof, de su contagio de VIH y de la búsqueda de alternativas para tratar dicha enfermedad que en aquella época estaba tan censurada y discriminada.


No podría haber elegido mejor las tres películasasí que si aun no habéis visto alguna de ellas, os garantizo que no os arrepentiréis.


Y con esto, espero que hayáis disfrutado de esta gran fiesta, "nuestra fiesta".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada